Alimentos recomendados después de la bichectomía

La bichectomía es una cirugía estética que consiste en la extracción de las bolsas de grasa ubicadas en las mejillas, conocidas como bolas de Bichat. Esta intervención tiene como objetivo afinar el rostro y resaltar los pómulos, dando un aspecto más juvenil y armonioso. La bichectomía es un procedimiento ambulatorio, que se realiza con anestesia local y tiene una duración aproximada de 30 a 45 minutos.

Como toda cirugía, la bichectomía requiere de ciertos cuidados postoperatorios para garantizar una buena recuperación y evitar complicaciones. Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es la alimentación, ya que esta influye directamente en el proceso de cicatrización y en la reducción de la inflamación. Además, la alimentación debe adaptarse a las limitaciones que implica la cirugía, como la dificultad para masticar y la sensibilidad en la zona intervenida.

En este artículo, te explicaremos cuáles son los alimentos recomendados después de la bichectomía, así como los que debes evitar. También te daremos algunos consejos prácticos para facilitar tu alimentación durante el postoperatorio. Sigue leyendo y descubre cómo cuidar tu salud y tu belleza después de la bichectomía.

Alimentos recomendados después de la bichectomía

Los alimentos recomendados después de la bichectomía son aquellos que aportan los nutrientes necesarios para la regeneración de los tejidos, que tienen una consistencia blanda o líquida, que no irritan la mucosa bucal y que no favorecen la retención de líquidos. Algunos ejemplos de estos alimentos son:

  • Agua: El agua es fundamental para mantener una buena hidratación, lo que favorece la eliminación de toxinas y la reducción de la inflamación. Se recomienda beber al menos 2 litros de agua al día, preferiblemente a temperatura ambiente o fría, ya que el calor puede aumentar el sangrado. También se pueden consumir infusiones, zumos naturales, caldos o sopas, siempre que no contengan azúcar, sal, picante o cítricos.
  • Frutas y verduras: Las frutas y verduras son fuentes de vitaminas, minerales y antioxidantes, que contribuyen a la cicatrización y a la prevención de infecciones. Se recomienda consumirlas en forma de purés, cremas, batidos o compotas, evitando las que tienen semillas, piel o trozos duros. Algunas frutas y verduras recomendadas son: plátano, manzana, pera, melón, sandía, papaya, mango, zanahoria, calabaza, calabacín, patata, boniato, espinaca, acelga, brócoli o coliflor.
  • Proteínas: Las proteínas son esenciales para la reparación de los tejidos dañados por la cirugía. Se recomienda consumir proteínas de origen animal o vegetal, siempre que sean de fácil digestión y masticación. Algunas fuentes de proteínas recomendadas son: huevos, queso fresco, yogur, leche, tofu, tempeh, legumbres, frutos secos, semillas, pescado o pollo.
  • Carbohidratos: Los carbohidratos son la principal fuente de energía para el organismo, lo que ayuda a mantener un buen estado de ánimo y a recuperar la vitalidad después de la cirugía. Se recomienda consumir carbohidratos complejos, que tienen un índice glucémico bajo y que aportan fibra, lo que mejora el tránsito intestinal y evita el estreñimiento. Algunas fuentes de carbohidratos recomendadas son: avena, arroz, quinoa, amaranto, trigo sarraceno, pan integral o pasta integral.
Te puede interesar:  Bichectomía y simetría facial: equilibrio estético y funcional

Alimentos a evitar después de la bichectomía

Los alimentos a evitar después de la bichectomía son aquellos que pueden dificultar la cicatrización, aumentar la inflamación, irritar la mucosa bucal o causar molestias digestivas. Algunos ejemplos de estos alimentos son:

  • Alcohol: El alcohol está contraindicado después de la bichectomía, ya que puede interferir con la acción de los analgésicos y los antibióticos, aumentar el riesgo de sangrado e infección, retrasar la cicatrización y favorecer la retención de líquidos.
  • Tabaco: El tabaco está contraindicado después de la bichectomía, ya que puede provocar una mala oxigenación de los tejidos, dificultar la cicatrización, aumentar el riesgo de infección y necrosis, alterar el resultado estético y causar manchas en los dientes.
  • Café: El café está contraindicado después de la bichectomía, ya que puede aumentar la presión arterial, el ritmo cardíaco y el sangrado, así como causar deshidratación, irritación de la mucosa bucal y alteración del sueño.
  • Azúcar: El azúcar está contraindicado después de la bichectomía, ya que puede favorecer la proliferación de bacterias, aumentar el riesgo de caries e infección, retrasar la cicatrización y favorecer la retención de líquidos.
  • Sal: La sal está contraindicada después de la bichectomía, ya que puede aumentar la presión arterial, el sangrado y la inflamación, así como causar deshidratación y alteración del equilibrio electrolítico.
  • Picante: El picante está contraindicado después de la bichectomía, ya que puede irritar la mucosa bucal, aumentar el dolor y el sangrado, retrasar la cicatrización y causar molestias digestivas.
  • Cítricos: Los cítricos están contraindicados después de la bichectomía, ya que pueden irritar la mucosa bucal, aumentar el dolor y el sangrado, retrasar la cicatrización y causar molestias digestivas.
  • Alimentos duros, secos o fibrosos: Los alimentos duros, secos o fibrosos están contraindicados después de la bichectomía, ya que pueden dificultar la masticación, dañar las suturas, provocar heridas o hematomas, retrasar la cicatrización y causar molestias digestivas. Algunos ejemplos de estos alimentos son: frutos secos, semillas, cereales integrales, pan tostado, galletas, verduras crudas, frutas con piel o semillas, carne roja, embutidos o alimentos con hueso.
Te puede interesar:  La bichectomía del Dr. Cañas: Resultados naturales y seguros

Consejos prácticos para la alimentación después de la bichectomía

Además de seguir las recomendaciones sobre los alimentos recomendados y los alimentos a evitar después de la bichectomía, es importante tener en cuenta algunos consejos prácticos para facilitar la alimentación durante el postoperatorio. Estos son:

  • Fraccionar las comidas: Se recomienda realizar entre 5 y 6 comidas al día, en pequeñas cantidades, para evitar el ayuno prolongado, mantener un aporte constante de nutrientes y evitar las molestias digestivas.
  • Masticar con cuidado: Se recomienda masticar lentamente y con suavidad, utilizando preferiblemente los dientes delanteros, para evitar dañar las suturas o provocar heridas en la zona intervenida.
  • Utilizar utensilios adecuados: Se recomienda utilizar cubiertos pequeños, cucharas de plástico o pajitas, para evitar el contacto directo con los alimentos y facilitar la ingesta.
  • Evitar el calor excesivo: Se recomienda consumir los alimentos a temperatura ambiente o fría, ya que el calor puede aumentar el sangrado, el dolor y la inflamación.
  • Mantener una buena higiene bucal: Se recomienda cepillarse los dientes después de cada comida, utilizando un cepillo suave y una pasta dental sin alcohol, para evitar la acumulación de placa bacteriana y restos de comida. También se recomienda enjuagarse la boca con agua o con una solución antiséptica, siguiendo las indicaciones del cirujano.
  • Seguir las indicaciones del cirujano: Se recomienda seguir las indicaciones del cirujano sobre el tipo y la duración de la dieta, así como sobre el uso de medicamentos, las revisiones y los cuidados generales. Cada caso es diferente y el cirujano es el profesional más capacitado para orientar al paciente sobre la mejor forma de recuperarse después de la bichectomía.

La bichectomía es una cirugía estética que puede mejorar el aspecto del rostro, al eliminar las bolsas de grasa de las mejillas y resaltar los pómulos. Sin embargo, como toda cirugía, requiere de una serie de cuidados postoperatorios, entre los que destaca la alimentación. La alimentación después de la bichectomía debe ser equilibrada, nutritiva, hidratante, blanda y no irritante, para favorecer la cicatrización, reducir la inflamación y evitar complicaciones. También se deben evitar ciertos alimentos que pueden perjudicar la recuperación, como el alcohol, el tabaco, el café, el azúcar, la sal, el picante, los cítricos y los alimentos duros, secos o fibrosos. Además, se deben seguir algunos consejos prácticos para facilitar la alimentación, como fraccionar las comidas, masticar con cuidado, utilizar utensilios adecuados, evitar el calor excesivo y mantener una buena higiene bucal. Por último, se debe seguir las indicaciones del cirujano, que es el profesional que mejor conoce el caso y puede orientar al paciente sobre la mejor forma de recuperarse después de la bichectomía.

Te puede interesar:  Recuperación después de la bichectomía

Si te ha gustado este artículo y quieres saber más sobre la bichectomía, te invitamos a contactar al cirujano plástico Dr. Camilo Cañas, que es un experto en esta intervención y puede ofrecerte una atención personalizada y de calidad. El Dr. Camilo Cañas atiende en la ciudad de Cúcuta y Bogotá, Colombia, y puedes agendar una consulta con él al número +573208142948. No dejes pasar esta oportunidad de mejorar tu rostro y tu autoestima con la bichectomía.

Escríbenos

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Abrir chat
    1
    Hola, estamos en linea
    Escanea el código
    Hola 👋
    ¿Cómo podemos ayudarte?