Recuperación después de la bichectomía

La bichectomía es una cirugía estética que consiste en la extracción de las bolas de Bichat, unos cúmulos de grasa que se encuentran en las mejillas. El objetivo de esta intervención es afinar el rostro y resaltar los pómulos, logrando un aspecto más juvenil y armonioso.

La bichectomía es una cirugía sencilla, que se realiza con anestesia local y que dura entre 30 y 60 minutos. Sin embargo, como toda operación, requiere de un cuidado posterior para asegurar una buena cicatrización y evitar complicaciones.

En este artículo, te explicaremos cómo es el proceso de recuperación después de la bichectomía, qué debes hacer y qué debes evitar para obtener los mejores resultados.

¿Qué esperar después de la bichectomía?

Después de la bichectomía, es normal sentir algunas molestias, como dolor, inflamación, moretones o sensación de tirantez en la zona operada. Estos síntomas suelen ser leves y desaparecen progresivamente en los días siguientes.

El tiempo de recuperación después de la bichectomía varía según cada paciente, pero en general se estima que se necesita entre una y dos semanas para volver a la normalidad. Durante este periodo, es importante seguir las indicaciones del cirujano y tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Reposo: Es conveniente descansar el primer día después de la cirugía y evitar actividades físicas intensas o que impliquen movimientos bruscos de la cabeza. También se debe evitar la exposición al sol, el calor y el frío extremos, ya que pueden afectar la cicatrización y aumentar la inflamación.
  • Higiene: Se debe mantener una buena higiene bucal, cepillando los dientes con suavidad y usando un enjuague antiséptico. También se debe limpiar la zona de las incisiones, que se realizan dentro de la boca, con una gasa humedecida en agua y sal. Se debe evitar el uso de alcohol, tabaco o productos irritantes, ya que pueden retrasar la cicatrización y provocar infecciones.
  • Alimentación: Se debe seguir una dieta blanda, fría o tibia, y rica en líquidos, evitando los alimentos duros, picantes, ácidos o que puedan quedar atrapados en las heridas. Se recomienda comer porciones pequeñas y masticar con cuidado, sin forzar las mejillas. Algunos ejemplos de alimentos adecuados son: sopas, cremas, purés, yogures, gelatinas, frutas cocidas o en compota, etc.
  • Medicación: Se debe tomar la medicación prescrita por el cirujano, que puede incluir analgésicos, antiinflamatorios y antibióticos, para aliviar el dolor, reducir la hinchazón y prevenir las infecciones. Se debe respetar la dosis y la duración del tratamiento, y consultar al médico en caso de alergia o efectos secundarios.
  • Revisiones: Se debe acudir a las revisiones programadas por el cirujano, para que este pueda evaluar la evolución de la cicatrización y retirar los puntos de sutura, si los hubiera. También se debe informar al médico de cualquier anomalía o complicación que se presente, como sangrado, pus, fiebre, dolor intenso o persistente, etc.
Te puede interesar:  Bichectomía y corrección de la forma del rostro

¿Cuándo se ven los resultados de la bichectomía?

Los resultados de la bichectomía no se aprecian de forma inmediata, ya que la inflamación puede distorsionar el contorno facial. Se debe tener paciencia y esperar a que el proceso de cicatrización se complete, lo que puede tardar entre uno y tres meses.

Los resultados de la bichectomía son definitivos, ya que las bolas de Bichat no se regeneran. Sin embargo, se debe tener en cuenta que el aspecto del rostro puede variar con el paso del tiempo, debido al envejecimiento, los cambios de peso o los hábitos de vida.

Para mantener los resultados de la bichectomía, se recomienda llevar una dieta equilibrada, hacer ejercicio regularmente, hidratar la piel, protegerse del sol y evitar el consumo de alcohol y tabaco.

¿Qué ventajas tiene la bichectomía?

La bichectomía es una cirugía que ofrece varias ventajas, entre las que se destacan:

  • Mejora la estética facial: La bichectomía permite eliminar el exceso de grasa de las mejillas, lo que da como resultado un rostro más fino, definido y anguloso. Esto puede mejorar la autoestima y la confianza de la persona, así como su relación con los demás.
  • Es una cirugía sencilla y segura: La bichectomía se realiza con anestesia local y tiene una duración corta. Las incisiones se hacen dentro de la boca, por lo que no deja cicatrices visibles. Además, tiene un riesgo bajo de complicaciones, siempre que se realice por un cirujano cualificado y se sigan las medidas de cuidado postoperatorio.
  • Tiene una recuperación rápida: La bichectomía tiene un postoperatorio poco molesto y una recuperación rápida, que permite al paciente retomar sus actividades habituales en poco tiempo. Los resultados se ven en unos meses y son permanentes.
Te puede interesar:  Bichectomía y Salud Bucal: El Vínculo Entre la Cirugía Estética y el Bienestar Oral

¿Qué riesgos tiene la bichectomía?

La bichectomía es una cirugía que, como toda intervención, tiene algunos riesgos, aunque son poco frecuentes y suelen ser leves o moderados. Algunos de los riesgos más comunes son:

  • Hemorragia: Se puede producir un sangrado excesivo o persistente en la zona de las incisiones, que puede requerir una revisión quirúrgica o una transfusión de sangre.
  • Infección: Se puede presentar una infección en la zona de las heridas o en el interior de las mejillas, que puede causar dolor, pus, fiebre o mal aliento. Se puede tratar con antibióticos y una buena higiene bucal.
  • Asimetría: Se puede dar una diferencia de tamaño o forma entre las dos mejillas, debido a una extracción desigual de las bolas de Bichat o a una mala cicatrización. Se puede corregir con una nueva cirugía o con rellenos faciales.
  • Lesión de estructuras faciales: Se puede dañar algún nervio, músculo, vaso sanguíneo o glándula salival durante la cirugía, lo que puede provocar alteraciones en la sensibilidad, la movilidad, la circulación o la secreción de saliva. Estas lesiones suelen ser temporales y se resuelven con el tiempo.
  • Insatisfacción con los resultados: Se puede dar el caso de que el paciente no quede conforme con los resultados de la bichectomía, ya sea porque no cumple con sus expectativas, porque no se adapta a su fisionomía o porque cambia su opinión. En estos casos, se puede recurrir a una nueva cirugía o a otros tratamientos estéticos para mejorar el aspecto facial.

¿Quién puede hacerse una bichectomía?

La bichectomía es una cirugía que puede realizarse tanto en hombres como en mujeres, que deseen mejorar el contorno de su rostro y eliminar el aspecto de cara redonda o cachetona.

No obstante, no todas las personas son candidatas para esta intervención, ya que se deben cumplir algunos requisitos, como:

  • Tener más de 18 años: Se debe haber completado el desarrollo facial, para evitar que la cirugía afecte al crecimiento o al cambio de forma del rostro.
  • Tener buena salud general: Se debe estar libre de enfermedades crónicas, infecciosas o autoinmunes, que puedan interferir con la cicatrización o aumentar el riesgo de complicaciones. También se debe evitar el consumo de medicamentos que alteren la coagulación, como la aspirina o el ibuprofeno.
  • Tener un peso adecuado: Se debe tener un índice de masa corporal (IMC) dentro de los rangos normales, ya que el exceso o la falta de peso pueden afecta la forma del rostro. Además, se debe tener en cuenta que la bichectomía no es un tratamiento para la obesidad o el sobrepeso, y que los cambios de peso pueden alterar los resultados de la cirugía.
  • Tener expectativas realistas: Se debe entender que la bichectomía es una cirugía que modifica el contorno facial, pero que no cambia la estructura ósea ni la expresión. También se debe saber que los resultados no son inmediatos ni milagrosos, y que pueden variar según la anatomía y la genética de cada persona.
Te puede interesar:  Bichectomía y cambios en la mordida

La bichectomía es una cirugía que debe realizarse por un cirujano plástico certificado, que tenga experiencia y conocimientos en este tipo de intervención. De esta forma, se garantiza la seguridad y la calidad de los resultados.

Si estás interesado en hacerte una bichectomía, te invitamos a contactar al cirujano plástico Dr. Camilo Cañas, que cuenta con una amplia trayectoria y reconocimiento en el campo de la cirugía estética facial.

El Dr. Camilo Cañas te ofrecerá una consulta personalizada y profesional, en la que te explicará todo lo que debes saber sobre la bichectomía, resolverá tus dudas y te orientará sobre el procedimiento más adecuado para ti.

El Dr. Camilo Cañas atiende en las ciudades de Cúcuta y Bogotá, Colombia, y puedes agendar una cita con él llamando al número +573208142948.

No dejes pasar esta oportunidad de mejorar tu aspecto facial y tu autoestima con la bichectomía, una cirugía sencilla, segura y efectiva. ¡Llama ya y reserva tu cita con el Dr. Camilo Cañas!

Escríbenos

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Abrir chat
    1
    Hola, estamos en linea
    Escanea el código
    Hola 👋
    ¿Cómo podemos ayudarte?