Blefaroplastia en pacientes jóvenes.

La blefaroplastia es una cirugía estética que consiste en la eliminación del exceso de piel y grasa de los párpados superiores e inferiores, con el objetivo de rejuvenecer la mirada y corregir problemas funcionales como la visión reducida o la irritación ocular. Es uno de los procedimientos más demandados en el campo de la cirugía plástica, tanto por hombres como por mujeres, y se puede realizar a cualquier edad, siempre que se cumplan los requisitos médicos y estéticos necesarios.

Sin embargo, en los últimos años se ha observado un aumento de la demanda de blefaroplastia en pacientes jóvenes, es decir, menores de 35 años, que buscan mejorar su aspecto facial y su autoestima. ¿Qué motivos llevan a estos pacientes a someterse a esta intervención? ¿Qué beneficios y riesgos tiene la blefaroplastia en pacientes jóvenes? ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta antes, durante y después de la operación? En este artículo te lo contamos todo.

¿Por qué los pacientes jóvenes se someten a una blefaroplastia?

Los motivos que llevan a los pacientes jóvenes a optar por una blefaroplastia pueden ser de diversa índole, pero se pueden agrupar en dos categorías principales: estéticos y funcionales.

Motivos estéticos

Los motivos estéticos son aquellos que tienen que ver con el deseo de mejorar el aspecto de los párpados y la mirada, ya sea por cuestiones de gusto personal, de armonía facial o de adaptación a los cánones de belleza vigentes. Algunos de los motivos estéticos más frecuentes son:

  • La presencia de bolsas o de ojeras. Las bolsas son acumulaciones de grasa que se forman debajo de los ojos, dando un aspecto de cansancio, tristeza o envejecimiento. Las ojeras son alteraciones del color de la piel que rodea los ojos, que puede ser más oscura, más clara o más rojiza, dependiendo de la causa. Ambas condiciones pueden tener un origen genético, hormonal, alérgico o ambiental, y pueden afectar a personas de cualquier edad, incluso desde la infancia.
  • La asimetría o la caída de los párpados. La asimetría es la diferencia de forma, tamaño o posición entre los párpados de ambos ojos, que puede ser más o menos evidente. La caída de los párpados es el descenso de la piel del párpado superior sobre el ojo, que puede dificultar la apertura del mismo. Ambos problemas pueden deberse a factores congénitos, traumáticos, neurológicos o musculares, y pueden generar complejos o inseguridades en los pacientes.
  • La falta de expresividad o de atractivo de la mirada. La mirada es una de las partes más importantes del rostro, ya que transmite emociones, sentimientos y personalidad. Algunos pacientes jóvenes consideran que sus párpados no reflejan adecuadamente su forma de ser, o que no se ajustan a sus preferencias estéticas. Por ejemplo, algunos pacientes de origen asiático desean tener el párpado superior más definido, lo que se conoce como doble párpado, para lograr una mirada más abierta y luminosa.

Motivos funcionales

Los motivos funcionales son aquellos que tienen que ver con la necesidad de mejorar la salud o el bienestar de los ojos y la visión, ya sea por cuestiones de prevención, de corrección o de rehabilitación. Algunos de los motivos funcionales más habituales son:

  • La obstrucción del campo visual. La obstrucción del campo visual es la dificultad para ver con claridad todo lo que rodea al ojo, debido a que la piel o la grasa del párpado superior caen sobre el mismo, tapando parte de la pupila. Esto puede provocar problemas para realizar actividades cotidianas como leer, conducir o practicar deportes, así como dolores de cabeza, fatiga ocular o estrabismo.
  • La sequedad o la irritación ocular. La sequedad o la irritación ocular son sensaciones de molestia, ardor, picor o enrojecimiento de los ojos, causadas por la falta de lubricación o de protección de la superficie ocular. Esto puede deberse a que los párpados inferiores están demasiado laxos o hundidos, lo que impide que las lágrimas se distribuyan correctamente por el ojo, o que los párpados superiores están demasiado tensos o elevados, lo que impide que los ojos se cierren completamente al parpadear o al dormir.
  • La recuperación de una enfermedad o de una lesión. La recuperación de una enfermedad o de una lesión es el proceso de restauración de la función y la forma de los párpados tras haber sufrido algún daño o alteración, ya sea por una infección, una inflamación, un tumor, un accidente o una cirugía previa. En estos casos, la blefaroplastia puede tener un objetivo reconstructivo, para devolver a los párpados su aspecto y su movilidad normales, o un objetivo complementario, para mejorar el resultado de otro tratamiento.
Te puede interesar:  Cejas caídas: el procedimiento que puede cambiar su vida

¿Cuándo se puede realizar una blefaroplastia en pacientes jóvenes?

La blefaroplastia en pacientes jóvenes se puede realizar en cualquier momento, siempre que se cumplan una serie de requisitos médicos y estéticos, que son los siguientes:

  • Tener una buena salud general. Es importante que el paciente no padezca ninguna enfermedad crónica, infecciosa o autoinmune que pueda afectar a la cicatrización, a la coagulación o a la respuesta inmunitaria. También es conveniente que no tenga ningún problema ocular, como glaucoma, cataratas, conjuntivitis o herpes, que pueda complicar la intervención o el postoperatorio. Asimismo, se debe evitar el consumo de tabaco, alcohol o drogas, así como de medicamentos que puedan interferir con la anestesia o la hemostasia, como aspirina, ibuprofeno o anticoagulantes.
  • Tener unas expectativas realistas y razonables. Es fundamental que el paciente tenga claro el motivo por el que desea someterse a una blefaroplastia, y que comprenda las limitaciones y los riesgos de la cirugía. El objetivo de la blefaroplastia no es cambiar radicalmente el aspecto de los ojos, sino mejorarlos y rejuvenecerlos, respetando la fisonomía y la expresión natural del paciente. Por ello, es imprescindible que el paciente confíe en el criterio y la experiencia del cirujano plástico, y que siga sus indicaciones y recomendaciones.
  • Tener una piel y unos músculos elásticos y firmes. La calidad de la piel y de los músculos de los párpados es un factor determinante para el éxito de la blefaroplastia, ya que influye en la adaptación de los tejidos, en la cicatrización y en el resultado final. Los pacientes jóvenes suelen tener una piel y unos músculos más elásticos y firmes que los pacientes mayores, lo que facilita la intervención y el postoperatorio. Sin embargo, esto no significa que todos los pacientes jóvenes sean candidatos ideales para la blefaroplastia, ni que todos los pacientes mayores sean candidatos inadecuados. Cada caso debe ser evaluado de forma individualizada por el cirujano plástico.

¿Cómo se realiza una blefaroplastia en pacientes jóvenes?

La blefaroplastia en pacientes jóvenes se realiza de forma similar a la blefaroplastia en pacientes de otras edades, aunque con algunas particularidades, que dependen del tipo de blefaroplastia que se realice: superior, inferior o completa.

Blefaroplastia superior

La blefaroplastia superior es la que se realiza en los párpados superiores, y consiste en los siguientes pasos:

  • Anestesia. Se puede aplicar anestesia local, con o sin sedación, o anestesia general, dependiendo de la preferencia del paciente y del cirujano, y de la complejidad de la intervención.
  • Incisión. Se realiza una incisión en el pliegue natural del párpado superior, siguiendo la forma del ojo, y se extiende unos milímetros hacia las sienes, para disimular la cicatriz.
  • Eliminación o redistribución de la piel y la grasa. Se elimina el exceso de piel y de grasa que sobresale del párpado, o se redistribuye la grasa para rellenar los huecos o las depresiones que puedan existir. Se debe tener cuidado de no eliminar demasiada piel o grasa, para evitar un aspecto artificial o hundido del ojo.
  • Reposicionamiento o refuerzo del músculo. Se reposiciona o se refuerza el músculo orbicular, que es el que rodea el ojo y permite el parpadeo, para mejorar la función y la forma del párpado. Se puede utilizar suturas, grapas o pegamento biológico para fijar el músculo en su lugar.
  • Cierre de la incisión. Se cierra la incisión con suturas muy finas, que se retiran al cabo de unos días, o con adhesivos cutáneos, que se desprenden solos. Se puede aplicar un ungüento antibiótico o un apósito estéril para proteger la herida.
Te puede interesar:  Blefaroplastia en mujeres: resultados estéticos.

Blefaroplastia inferior

La blefaroplastia inferior es la que se realiza en los párpados inferiores, y consiste en los siguientes pasos:

  • Anestesia. Se puede aplicar anestesia local, con o sin sedación, o anestesia general, dependiendo de la preferencia del paciente y del cirujano, y de la complejidad de la intervención.
  • Incisión. Se puede realizar una incisión externa, a lo largo del borde inferior de las pestañas, o una incisión interna, por dentro del párpado, llamada transconjuntival. La incisión externa permite eliminar o reubicar la piel y el músculo, además de la grasa, mientras que la incisión interna solo permite acceder a la grasa, y deja una cicatriz invisible.
  • Eliminación o redistribución de la piel, la grasa y el músculo. Se elimina el exceso de piel, de grasa y de músculo que causa las bolsas o las ojeras, o se redistribuye la grasa para rellenar los surcos o las arrugas que puedan existir. Se debe tener cuidado de no eliminar demasiada piel, grasa o músculo, para evitar un aspecto tirante o vacío del ojo.
  • Reposicionamiento o refuerzo del músculo y del ligamento. Se reposiciona o se refuerza el músculo orbicular y el ligamento cantal, que es el que sostiene el párpado inferior, para mejorar la función y la forma del párpado. Se puede utilizar suturas, grapas o pegamento biológico para fijar el músculo y el ligamento en su lugar.
  • Cierre de la incisión. Se cierra la incisión con suturas muy finas, que se retiran al cabo de unos días, o con adhesivos cutáneos, que se desprenden solos. Se puede aplicar un ungüento antibiótico o un apósito estéril para proteger la herida.

Blefaroplastia completa

La blefaroplastia completa es la que se realiza en los cuatro párpados, superiores e inferiores, y consiste en la combinación de los pasos anteriores, con algunas variaciones, que son las siguientes:

  • Anestesia. Se suele aplicar anestesia general, o anestesia local con sedación profunda, para garantizar la comodidad y la seguridad del paciente y del cirujano, y para evitar el movimiento involuntario de los ojos durante la intervención.
  • Incisión. Se suele realizar primero la incisión en los párpados superiores, y luego la incisión en los párpados inferiores, siguiendo el mismo procedimiento que se ha descrito anteriormente. Se puede optar por la incisión externa o la interna en los párpados inferiores, dependiendo de las necesidades y los deseos del paciente.
  • Eliminación o redistribución de la piel, la grasa y el músculo. Se elimina o se redistribuye la piel, la grasa y el músculo de los cuatro párpados, siguiendo el mismo procedimiento que se ha explicado anteriormente. Se debe tener cuidado de mantener un equilibrio y una simetría entre los párpados, para lograr un resultado natural y armonioso.
  • Reposicionamiento o refuerzo del músculo y del ligamento. Se reposiciona o se refuerza el músculo orbicular y el ligamento cantal de los cuatro párpados, siguiendo el mismo procedimiento que se ha indicado anteriormente. Se debe tener cuidado de no alterar la forma o la posición de los ojos, para evitar un aspecto artificial o extraño.
  • Cierre de la incisión. Se cierra la incisión de los cuatro párpados, siguiendo el mismo procedimiento que se ha mencionado anteriormente. Se puede aplicar un ungüento antibiótico o un apósito estéril para proteger la herida.

¿Qué preguntas frecuentes se hacen los pacientes jóvenes sobre la blefaroplastia?

A continuación, te presentamos algunas de las preguntas más frecuentes que se hacen los pacientes jóvenes sobre la blefaroplastia, y sus respectivas respuestas:

  • ¿Qué resultados puedo esperar de la blefaroplastia? Los resultados de la blefaroplastia son muy satisfactorios, ya que se consigue una mirada más joven, más descansada y más atractiva, sin perder la naturalidad ni la expresividad. Los resultados son duraderos, aunque no permanentes, ya que el proceso de envejecimiento sigue su curso. Se estima que los resultados de la blefaroplastia pueden durar entre 10 y 15 años, dependiendo de la calidad de la piel, del estilo de vida y de los cuidados que se tengan.
  • ¿Qué riesgos tiene la blefaroplastia? La blefaroplastia es una cirugía segura, siempre que se realice por un cirujano plástico cualificado y en un centro acreditado. Sin embargo, como toda intervención quirúrgica, tiene algunos riesgos, que son mínimos y poco frecuentes, pero que conviene conocer. Algunos de los riesgos son: infección, sangrado, hematoma, edema, ecchymosis, cicatrización anormal, asimetría, ectropión, entropión, lagrimeo, sequedad, irritación, visión borrosa, diplopía, ptosis, ceguera o insatisfacción con el resultado.
  • ¿Qué cuidados debo tener antes y después de la blefaroplastia? Antes de la blefaroplastia, se debe realizar una evaluación médica completa, que incluya un examen físico, un análisis de sangre, una prueba de coagulación, una prueba de embarazo (en caso de las mujeres), una prueba de covid-19 y una valoración oftalmológica. Se debe informar al cirujano de cualquier alergia, medicación o enfermedad que se tenga, y seguir sus indicaciones sobre qué hacer y qué evitar antes de la cirugía. Después de la blefaroplastia, se debe guardar reposo relativo durante unos días, evitar el sol, el calor, el frío, el humo, el polvo, el maquillaje, el alcohol y el tabaco, aplicar compresas frías o hielo sobre los ojos, usar gafas de sol, dormir con la cabeza elevada, tomar la medicación prescrita, limpiar la herida con cuidado, asistir a las revisiones y retirar las suturas cuando el cirujano lo indique.
  • ¿Cuánto tiempo tarda en recuperarse de la blefaroplastia? El tiempo de recuperación de la blefaroplastia varía según cada paciente, pero se puede estimar que se tarda entre una y dos semanas en volver a la vida normal, y entre uno y tres meses en apreciar el resultado definitivo. Durante los primeros días, es normal que se presente inflamación, moratones, sensibilidad, lagrimeo o visión borrosa, que irán disminuyendo progresivamente. Se recomienda evitar el ejercicio físico intenso, los esfuerzos, los golpes o los roces en la zona operada, y seguir las pautas del cirujano para cuidar la cicatriz y prevenir las complicaciones.
Te puede interesar:  Anestesia en la blefaroplastia: opciones disponibles.

Si estás pensando en someterte a una blefaroplastia, ya sea por motivos estéticos o funcionales, y quieres obtener los mejores resultados posibles, te recomendamos que elijas al Dr. Camilo Cañas.

El Dr. Camilo Cañas es un experto en blefaroplastia, y ha realizado más de 2.000 intervenciones de este tipo, con un alto grado de satisfacción y seguridad de sus pacientes. El Dr. Camilo Cañas te ofrecerá una atención personalizada y profesional, y te asesorará sobre el tipo de blefaroplastia más adecuado para ti, según tus características, tus necesidades y tus expectativas. Además, el Dr. Camilo Cañas cuenta con un equipo médico y técnico de primer nivel, y utiliza las técnicas y los equipos más avanzados y seguros, para garantizar un resultado óptimo y duradero.

El Dr. Camilo Cañas realiza sus intervenciones en la ciudad de Cúcuta y Bogotá, Colombia, y dispone de unas instalaciones modernas y confortables, donde te sentirás cómodo y tranquilo. Si quieres contactar con el Dr. Camilo Cañas para agendar una consulta, puedes llamar al número +573208142948, o visitar su página web, donde encontrarás más información sobre sus servicios y sus testimonios.

No lo dudes más, y confía en el Dr. Camilo Cañas para mejorar tu mirada y tu autoestima con una blefaroplastia de calidad y seguridad.

Escríbenos

    blefaroplastia/blefaroplastia-en-pacientes-jovenes/#wpcf7-f84-p1354-o1" method="post" class="wpcf7-form init" aria-label="Contact form" novalidate="novalidate" data-status="init">

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Abrir chat
    1
    Hola, estamos en linea
    Escanea el código
    Hola 👋
    ¿Cómo podemos ayudarte?