Lipoescultura en personas mayores

La lipoescultura es una técnica quirúrgica que consiste en extraer el exceso de grasa de determinadas zonas del cuerpo, mediante cánulas que se introducen a través de pequeñas incisiones en la piel. El objetivo es mejorar el contorno corporal y lograr una apariencia más armónica y estética.

La lipoescultura es uno de los procedimientos de cirugía plástica más demandados en el mundo, tanto por hombres como por mujeres, de diferentes edades y condiciones físicas. Sin embargo, muchas personas mayores se preguntan si pueden someterse a esta intervención, si es segura y cuáles son los beneficios y riesgos que implica.

En este artículo, vamos a responder a estas y otras preguntas frecuentes sobre la lipoescultura en personas mayores, basándonos en la evidencia científica y la opinión de expertos en el campo.

¿Qué factores influyen en la candidatura para la lipoescultura?

La edad no es el único factor que determina si una persona es apta o no para la lipoescultura. Hay otros aspectos que se deben evaluar antes de decidir realizar esta cirugía, como:

  • El estado de salud general: se debe descartar la presencia de enfermedades crónicas, como diabetes, hipertensión, problemas cardíacos, renales o hepáticos, que puedan aumentar el riesgo de complicaciones durante o después de la operación.
  • El índice de masa corporal (IMC): la lipoescultura no es un método para bajar de peso, sino para moldear el cuerpo. Por eso, se recomienda que los candidatos tengan un IMC dentro del rango normal o ligeramente elevado, pero no obesidad. Además, se debe tener en cuenta que la pérdida de peso después de la cirugía puede afectar el resultado final, al provocar flacidez o irregularidades en la piel.
  • La calidad y elasticidad de la piel: la lipoescultura elimina la grasa, pero no la piel sobrante. Por eso, es importante que la piel tenga una buena capacidad de retracción, para que se adapte al nuevo contorno corporal. La edad, el tabaquismo, la exposición solar, los embarazos y las fluctuaciones de peso pueden deteriorar la calidad y elasticidad de la piel, lo que puede requerir de procedimientos complementarios, como la abdominoplastia o el lifting, para eliminar el exceso de piel y tensar los músculos.
  • Las expectativas y motivaciones: la lipoescultura es una cirugía que puede mejorar la autoestima y la confianza de las personas, al corregir aquellas zonas que les causan incomodidad o insatisfacción. Sin embargo, no es una solución mágica ni definitiva, sino que requiere de un compromiso con un estilo de vida saludable, que incluya una alimentación equilibrada y ejercicio físico regular, para mantener los resultados a largo plazo. Además, se debe tener una visión realista de lo que se puede lograr con la cirugía, y no esperar cambios radicales o imposibles.
Te puede interesar:  Lipoescultura para Hombres: Precio en Colombia

¿Qué beneficios tiene la lipoescultura en personas mayores?

La lipoescultura en personas mayores puede tener varios beneficios, tanto físicos como psicológicos, como:

  • Mejorar el aspecto y la proporción del cuerpo, al eliminar los depósitos de grasa localizados que no responden a la dieta o el ejercicio, y que pueden afectar la silueta y la armonía corporal.
  • Aumentar la autoestima y la satisfacción con la imagen corporal, al sentirse más cómodo y atractivo con la propia apariencia, y poder lucir mejor la ropa que se desea.
  • Reducir el riesgo de padecer algunas enfermedades asociadas al exceso de grasa, como la diabetes tipo 2, la hipertensión arterial, el colesterol alto, las enfermedades cardiovasculares o el síndrome metabólico.
  • Favorecer la movilidad y la funcionalidad, al disminuir el peso y la presión sobre las articulaciones, los huesos y los músculos, lo que puede prevenir o aliviar el dolor y la inflamación, y mejorar la calidad de vida.

¿Qué riesgos tiene la lipoescultura en personas mayores?

Como toda cirugía, la lipoescultura en personas mayores también implica algunos riesgos y posibles complicaciones, que se deben conocer y prevenir. Algunos de los riesgos más comunes son:

  • Infección: se puede producir una infección en el sitio de las incisiones o en el tejido subcutáneo, que se manifiesta por enrojecimiento, calor, dolor, secreción o fiebre. Se trata con antibióticos y curaciones locales, y en casos severos puede requerir de una nueva intervención para drenar el absceso o retirar el tejido infectado.
  • Hematoma o seroma: se trata de la acumulación de sangre o líquido en el espacio subcutáneo, que se forma por la ruptura de algún vaso sanguíneo o por la falta de drenaje adecuado. Se manifiesta por hinchazón, dolor, moretones o endurecimiento de la zona afectada. Se trata con compresión, masajes, drenaje o aspiración con una jeringa, y en casos severos puede requerir de una nueva intervención para evacuar el líquido o coágulo.
  • Trombosis venosa profunda o embolia pulmonar: se trata de la formación de un coágulo de sangre en una vena profunda de las piernas o la pelvis, que puede desprenderse y viajar hasta los pulmones, obstruyendo la circulación y causando una emergencia médica. Se manifiesta por dolor, hinchazón, calor, enrojecimiento o dificultad para respirar. Se previene con la administración de anticoagulantes, el uso de medias de compresión y la movilización precoz. Se trata con medicamentos, oxígeno o cirugía, según la gravedad del caso.
  • Irregularidades o asimetrías en la piel: se pueden producir por una extracción excesiva o desigual de la grasa, por una mala retracción de la piel o por la formación de fibrosis o cicatrices internas. Se manifiestan por ondulaciones, depresiones, bultos o diferencias entre ambos lados del cuerpo. Se pueden corregir con masajes, ultrasonido, radiofrecuencia o una nueva cirugía, según el caso.
  • Cambios en la sensibilidad: se pueden producir por el daño de los nervios superficiales durante la cirugía, lo que puede causar entumecimiento, hormigueo o hipersensibilidad en la zona tratada. Suelen ser temporales y se recuperan con el tiempo, pero en algunos casos pueden ser permanentes.
Te puede interesar:  Lipoescultura + Mamoplastia de Aumento: Precio y Todo lo que Debes Saber

¿Qué cuidados se deben tener después de la lipoescultura en personas mayores?

Después de la lipoescultura en personas mayores, se deben seguir una serie de cuidados y recomendaciones para favorecer la recuperación y el resultado de la cirugía, como:

  • Usar una faja compresiva durante el tiempo indicado por el cirujano, que suele ser de 4 a 6 semanas, para reducir la inflamación, el sangrado y el riesgo de complicaciones.
  • Tomar los medicamentos recetados por el cirujano, como analgésicos, antiinflamatorios, antibióticos o anticoagulantes, para aliviar el dolor, prevenir la infección y evitar la trombosis.
  • Realizar los controles y curaciones periódicas con el cirujano, para verificar la evolución de la cicatrización, retirar los puntos o drenajes y resolver cualquier duda o problema que surja.
  • Evitar el sol, el calor, el tabaco, el alcohol y las actividades que puedan causar trauma o infección en la zona operada, como bañarse en piscinas, jacuzzis, ríos o lagos, o realizar deportes de contacto o riesgo.
  • Mantener una buena hidratación y una alimentación equilibrada, rica en proteínas, vitaminas, minerales y fibra, para favorecer la cicatrización, la regeneración de la piel y el funcionamiento del organismo.

¿Cómo contactar al cirujano plástico Dr. Camilo Cañas?

Si después de leer este artículo, te has interesado por la lipoescultura en personas mayores, y quieres saber si eres un buen candidato para esta cirugía, te invitamos a contactar al cirujano plástico Dr. Camilo Cañas, un profesional con amplia experiencia y reconocimiento en el campo de la cirugía estética.

El Dr. Camilo Cañas te ofrecerá una consulta personalizada y detallada, en la que evaluará tu estado de salud, tu tipo de piel, tu índice de masa corporal y tus expectativas, para determinar si la lipoescultura es el procedimiento más adecuado para ti, y cuáles son los beneficios y riesgos que implica.

Te puede interesar:  Tu Cuerpo Ideal: Lipoescultura + Mamoplastia a tu Alcance

Además, te explicará todo el proceso de la cirugía, desde la preparación previa, hasta los cuidados postoperatorios, y resolverá todas tus dudas e inquietudes, para que tomes una decisión informada y segura.

El Dr. Camilo Cañas atiende en las ciudades de Cúcuta y Bogotá, en Colombia, y puedes agendar una cita con él llamando al número +573208142948. No dejes pasar esta oportunidad de mejorar tu apariencia y tu calidad de vida con la lipoescultura en personas mayores

Escríbenos

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Abrir chat
    1
    Hola, estamos en linea
    Escanea el código
    Hola 👋
    ¿Cómo podemos ayudarte?